Archivo

viernes, 15 de mayo de 2020

La cávea estalló en júbilo al ver al cartaginés tembloroso bajo la sombra de la espada del gladiador. César levantó el pulgar sin inmutarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario